Entrenamiento funcional en Reus

Entrenamiento funcional en Torrefarrera con JUST LIFE 360

La definición más exacta y que llega de su palabra es que el entrenamiento funcional es un tipo de preparación física que está destinada a llevar las tareas cotidianas, mejorando el rendimiento mientras se minimiza el riesgo. Sin embargo, en el mundo del fitness, el entrenamiento funcional es un tipo de entrenamiento que busca conseguir una rutina útil de ejercicios para lograr la mejor forma física y ganar en salud. Ya seas un deportista experimentado o alguien que nunca ha hecho deporte, este tipo de entrenamiento es perfecto para incluir en tu vida y empezar un cambio físico y mental. Además de ganar fuerza, agilidad y resistencia. Por lo tanto, con este entrenamiento no nos centramos solo en un concepto estético, sino que trabajamos ejercicios que potencien la salud y la parte funcional del cuerpo. Si te interesa conocer todo sobre el entrenamiento funcional en Torrefarrera con JUST LIFE 360 tendrás un equipo profesional que te orientará en tus objetivos.

Características del entrenamiento funcional

Esta rutina cuenta con un esquema tipo fullbody ABA en donde tenemos dos rutinas de este tipo que se alternan durante la semana, en donde debemos contar al menos con un día de descanso. Es decir, si tenemos tres días de gimnasio a la semana, la primera podemos hacer ABA y la segunda BAB, en donde una semana unos grupos musculares trabajarán con más volumen y frecuencia y otros lo harán en la próxima semana. Por lo que se trabajan todos los grupos musculares, ganando mayor masa magra y más fuerza.

Para conocer más sobre el entrenamiento funcional, debemos saber cuáles son las características de esta práctica. Podemos destacar tres de ellas:

  1. Es útil para quien lo lleva, ayudándole a ser más eficiente en el ejercicio y que pueda incorporarlo en su vida diaria. Es decir, son ejercicios que desarrollan capacidades que nos viene bien en nuestra vida y que con el tiempo y al cumplir años, mantienen un cuerpo con una buena tonificación y portura, lo que se traduce en más saludable, fuerte y ágil.
  2. Trabaja los músculos a través de la repetición de movimientos que son cotidianos como caminar, levantar cargas, subir escaleras, arrastrar objetos, saltar...
  3. Involucra todos los músculos en su conjunto y no de manera aislada.

Este tipo de ejercicios se realizan pensando de manera global consiguiendo una mayor coordinación intermuscular y de esta manera podemos cargar mayores pesos aplicando estímulos intensos y más eficientes. Con este entrenamiento te sentirás más fuerte y harás que tu cuerpo responda a cualquier tipo de esfuerzo. También es muy positivo para las personas que han sufrido alguna lesión. Con este tipo de ejercicios mejoramos la condición y conseguimos que te sientas mejor ante una lesión.

Diferencias entre el entrenamiento funcional y el entrenamiento convencional

La principal diferencia es que el entrenamiento funcional no está orientado a la preparación para una competición como hemos dicho. Se enfoca en mejorar la salud, el bienestar y el peso y que se pueda mantener en el tiempo. El entrenamiento convencional sin embargo está centrado en ejercicios aeróbicos generalizados sin enfocarse en necesidades particulares de la persona.

La mayoría de la población no está adaptada a incluir el deporte en su rutina y tampoco son competidores en una disciplina deportiva. Por eso, los expertos recomiendan incluir rutinas de este tipo de entrenamientos, realizando ejercicios que se adapten al funcionamiento del cuerpo de la persona y a sus condiciones para sacar el mayor resultado. Y también es recomendable consultar y seguir las pautas de un profesional de la salud y del ejercicio como un entrenador fitness. Este entrenamiento es la combinación ideal del fitness contando con la biomecánica y la fisiología del cuerpo humano.

Además de mejorar la fuerza, la resistencia y la velocidad se trabajan capacidades que son necesarias para nuestro día a día como la movilidad, el equilibrio, la coordinación y la agilidad, además de mejorar la postura corporal.

Por otra parte, en el entrenamiento funcional se emplean materiales sencillos como cintas TRX, mancuernas, pelotas, cajas... siendo muy entretenidos y a la vez efectivos.

Ideas de ejercicios funcionales

En un entrenamiento funcional siempre será recomendable contar con la guía de un profesional que pueda hacerte una rutina enfocada en tu peso, altura, características y considerando si eres inicial o si ya cuentas con un tiempo entrenando. Con un calendario combinando diferentes entrenamientos de un área muscular junto con los descansos, no necesitarás hacer más ejercicios para mantenerte en forma. Algunos de los ejercicios más conocidos que se realizan dentro de una rutina de entrenamiento funcional son:

  • Planchas para trabajar el core: Las planchas son el ejercicio perfecto para trabajar el core y los músculos abdominales prioritariamente, aunque también hay otras partes que trabajan. Para realizar adecuadamente una plancha debes colocar los antebrazos en el suelo y que queden paralelos entre ellos. El cuerpo ha de estar en posición de tabla activando el torso, glúteos y piernas siempre quedando en línea recta. La cabeza es mejor que se quede un poco inclinada para proteger las cervicales. Lo que debes hacer es mantener esta figura un tiempo. Y aunque parezca fácil, es difícil llegar al minuto. Puedes hacer plancha móvil yendo desde la postura de perro boca abajo o pirámide hasta la plancha activando la movilidad. También planchas laterales, alternando cada lado, se pueden realizar movimientos de arriba a abajo usando los oblicuos directamente. Se necesita de equilibrio y control. También desde la plancha se puede incorporar movimiento de cadera de un lado a otro.
  • Sentadillas con o sin carga: ejercicio básico que engloba las piernas y el glúteo, la parte más grande del cuerpo. Se puede poner peso para hacerlo más intenso, aumentando las cargas cada vez que nos veamos cómodos o también se puede hacer sin carga, o usando bandas de resistencia. Para hacer una sentadilla adecuada y no dañarte, debes colocar los pies al ancho de los hombros, poniéndolos hacia afuera y con las rodillas alineadas. Es importante que las rodillas no se dirijan hacia adentro para que el ligamento no se fuerce. Además la espalda debe estar recta. inclinándose ligeramente hacia adelante cuando se baja. También se puede realizar estas sentadillas sin carga y saltando. En este caso es importante que el glúteo esté apretado para cuidar la espalda y controlar el salto.
  • Zancadas: con ese ejercicio se trabaja desde el cuádriceps, los glúteos y los isquiotibiales. También en menor medida se trabaja el core, responsable de mantener el equilibrio. Puedes empezar con 12 repeticiones en cada pierna y luego aumentar a 15 repeticiones. También puedes cargar peso con una kettlebell, mancuernas o una barra con cargas, aumentando el peso cada vez que lo sientas. En este ejercicio avanzamos o retrasamos una de las piernas en una distancia que permita que ambas rodillas formen un ángulo de 90º. También se puede hacer hacia atrás y lateral.
  • Fondos de brazos y de tríceps. Estos ejercicios trabajan los brazos de manera funcional. Además, también implica el trabajo secundario del core y las lumbares para poder estabilizar el cuerpo. Utilizamos nuestro peso corporal para empezar, buscando que se trabajen todas las fibras musculares. Más adelante cuando tengamos fuerza suficiente, podemos emplear cargas, poniéndolas en nuestra cadera. Se puede comenzar ejecutando el movimiento en un banco y cuando ya se consiga más fuerza, podemos usar las barras paralelas. Se debe repetir el ejercicio al menos tres veces en sesiones de 10, pudiendo hacer sesiones más largas cuando se coja mayor fuerza.
  • Dominadas. Con este ejercicio se trabaja un grupo de músculos: dorsal mayor, trapecio, romboides, deltoides, bíceps, oblicuo externo, tríceps, pectoral y muchos más. Como se observa un ejercicio muy completo que trabaja especialmente la parte superior del cuerpo y con el que se logra ganar fuerza y masa muscular y en el que se implican muchos músculos. Además es un ejercicio muy versátil en el que dependiendo del agarre, dependiendo de si se incluye carga y dependiendo de las repeticiones, se trabaja una parte u otra y se fortalece y desarrolla mejor todos los músculos. También se puede ampliar el agarre. Para hacer una dominada perfecta el cuerpo debe estar en tensión, el cuello no debería estar tensionado y los hombros no deben estar encogidos. Espalda recta y piernas estiradas y tratar de impulsarte con los brazos, manteniendo las muñecas firmes para que no se dañen. Es importante estirar los brazos y hombros después de ejecutar las dominadas y hacer al menos un día de descanso.
  • Arrancadas. Este tipo de ejercicios ejecuta un movimiento explosivo que permite ganar potencia y fuerza. Se emplean para la elevación de las cargas o la ejecución de este movimiento hombros, flexores de cadera, lumbares, gemelos, glúteos, isquiotibiales y cuádriceps. Se debe hacer con velocidad y por esto, se exige un alto nivel de precisión. Para hacer una arrancada adecuada es necesario tener fuerza en las piernas y en el core y lumbares. También tener flexibilidad en codos, caderas, hombros y tobillos. En menos de un segundo la barra con las cargas debe pasar del suelo a arriba de la cabeza.
  • Peso muerto. Es uno de los más eficaces para fortalecer isquiotibiales y glúteos y a la vez, la zona lumbar y los músculos que sujetan la columna vertebral. Esto permite conseguir una mejora en el equilibrio y en la postura corporal. Para su ejecución es muy importante saber la técnica y la posición que debemos tener. De este modo, prevenimos lesiones. Por lo que debemos colocarnos de pie frente a la barra con la carga y con las piernas un poco separadas y las rodillas que estén ligeramente flexionadas para evitar dañarnos. Inclinamos el tronco manteniendo la espalda recta y cogemos la barra con las manos en pronación, es decir, que las palmas miren hacia el cuerpo. Nos enderezamos hacia la posición vertical.

Entrenamiento global. Trabaja todo el cuerpo

El entrenamiento funcional forma parte de un entrenamiento global en donde se implican articulaciones y grupos musculares en su conjunto. Estos ejercicios trabajan la coordinación, la fuerza, la agilidad, el equilibrio y la resistencia muscular. En el medio plazo se logra una pérdida importante de peso y una definición. Por lo tanto, se trata de definir el tipo de entrenamiento que va mejor con tu vida, tus características y tus gustos ajustándolo a tus objetivos y con ejercicios funcionales que no solo sirvan para levantar las cargas y pesos del gym, sino que emplearás tu fuerza, resistencia y agilidad a lo largo de tu vida.

Entrenamiento individual y grupal

Aunque ambos tipos son eficientes y logran los objetivos de salud que tienes, cada uno se desarrolla y se enfoca en diferentes apartados. En un entrenamiento individual se realiza un plan que será 100% personalizado para ti. Por lo que si buscas un resultado inmediato y exacto ya sea porque tienes dificultad para perder peso, ganar masa o definir, el entrenamiento individual puede ser interesante. Un profesional adecuará los ejercicios funcionales y el plan de alimentación a tus necesidades. El entrenamiento individual cuenta con una alta dosis de motivación por parte del entrenador fitness que conocerá tus objetivos y sabrá por donde asesorarte y ayudarte.

Sin embargo, hay determinados entrenamientos que deben trabajarse en grupo junto con otros deportistas, a fin de conseguir trabajar más duro, mayor motivación grupal y disfrutar.a

Contáctanos y empieza un plan personalizado

En JUST LIFE 360 tendrás un equipo que te ayude a alcanzar tus objetivos de salud y estéticos. Realizamos sesiones online y presenciales tanto para grupos, individuales o parejas. Adaptamos siempre el entrenamiento a tus características y necesidades para que te sea más sencillo incluirlo en tu vida y que, sobre todo, te guste entrenar y cuidarte. Hemos desarrollado un sistema para que entrenes de manera más fácil sin riesgo de lesiones. Y, sobre todo, con la motivación de un grupo que te ayudará en cada momento. Queremos, por lo tanto, que disfrutes moviéndote, alimentándote saludablemente y que te sientas bien con lo que hagas, centrando la atención a ti, sin juicios y con mucho amor

Nuestro objetivo es que disfrutes moviéndote, alimentándote y que te sientas bien con lo que hagas, centrando la atención a ti, sin juicios y con mucho amor

© 2022 Adhara Varela Guerrero Todos los derechos reservados
Producido por BeeDIGITAL